C/ La Cruz,2 - Entlo. 30820 Alcantarilla (Murcia)

Periodoncia

Periodoncia Clínica Dr. Vicente Ferrer

Basándonos en la evidencia científica y la utilización de la más novedosa tecnología podemos diagnosticar y tratar a pacientes con graves problemas de periodoncia que han pasado desapercibidos o no han sido correctamente diagnosticados y tratados.

En periodoncia, es clave un diagnóstico precoz y preciso tanto de la lesión periodontal como del agente causal, es por ello, que el periodoncista de Clínica Dental Dr. Vicente Ferrer utilizará los últimos avances en pruebas diagnósticas como son las radiografías digitalizadas, sondas periodontales digitales y cultivos microbiológicos. De esta forma, diagnosticaremos de una forma clara y objetiva en qué estado real se encuentran sus encías.

En Clínica Dental Dr. Vicente Ferrer utilizamos diferentes técnicas de microcirugía periodontal para dar solución a dientes que sufren las secuelas de la enfermedad periodontal, provocando sensibilidad y alteraciones estéticas (retracción de la encía). Somos capaces de que recuperes la encía de dientes que la han perdido, lo cual contribuye a la estética dental, la salud del diente y en definitiva de la boca.

Somos especialistas en:

  • Utilizar procedimientos peridontales avanzados para tratar uno, varios o todos los dientes de la boca con problemas en las encías.
  • El mejor tratamiento empieza por un buen diagnóstico por eso utilizamos procedimientos electrónicos y microbiológicos para diagnosticar a nuestros pacientes en estadios precoces de la enfermedad periodontal.
  • Somos especialistas en microcirugía periodontal y cirugía regenerativa.

Resolvemos tus dudas

¿Qué es la Enfermedad Periodontal?

Es una enfermedad infecciosa que afecta a las encías y al resto de estructuras que soportan los dientes entre los que destaca el hueso alveolar, este hueso da estabilidad y firmeza a los dientes.

Un porcentaje muy alto de la población sufre enfermedad periodontal y no lo sabe, puesto que provoca lesiones que solo duelen cuando se encuentra en fases muy avanzadas. La enfermedad periodontal representa la primera causa de pérdida de dientes en la población mundial.

¿Cuáles son las causas de la Enfermedad Periodontal?

Su principal causa es la presencia de bacterias distribuidas por toda la boca y alrededor de los dientes. Siendo el lugar ideal para el asentamiento de estas bacterias, la placa dental, que se adhiere al diente en forma de sarro o cálculo.

La presencia de bacterias en la placa dental que se adhiere a los dientes, provoca una elevada irritación de las encías y por consiguiente un tremendo daño a los tejidos que rodean a los dientes (encía y hueso). La persistencia de bacterias provoca que las encías se ablanden y desprendan dando lugar a las llamadas “bolsas periodontales” que no son más que la consecuencia del daño a los tejidos que rodean los dientes.

Conforme la enfermedad periodontal avanza, las bolsas periodontales se extienden y la placa penetra más y más hacia la raíz del diente, hasta que el hueso que sostiene al diente se destruye.

Finalmente, el diente se moverá por falta de soporte óseo y se caerá o tendrá que ser extraído debido a su elevada pérdida ósea
Pese a que las bacterias son las únicas que pueden causar la enfermedad periodontal, hay otros factores que pueden empeorarla, como son: la predisposición genética, el tabaco, el estrés, la diabetes, alteraciones hormonales, alteraciones inmunitarias, determinados síndromes y sobre todo una falta de higiene y cuidado dental.

¿Cuáles son las etapas de la enfermedad periodontal?
  • Gingivitis: es la lesión periodontal más leve. Las encías aparecen inflamadas, enrojecidas y sangran con facilidad (en fumadores el sangrado es menos intenso). Normalmente el paciente no tiene ninguna o muy pocas molestias en esta etapa. La gingivitis es un proceso reversible si es tratada adecuadamente. Un tratamiento adecuado llevado a cabo por un periodoncista así como una mejora en tus hábitos higiénicos darán solución a este problema.
  • Periodontitis inicial: si la gingivitis no es tratada, puede progresar hacia una periodontitis. En esta etapa, la enfermedad periodontal empieza a destruir el hueso y el tejido que sostiene a los dientes.
  • Periodontitis moderada a avanzada: se desarrolla si las primeras etapas de la enfermedad periodontal no son correctamente diagnosticadas y tratadas. Ésta es la forma más avanzada de la enfermedad y por tanto donde ocurre una gran pérdida de hueso y encía.
  • Periodontitis agresiva: se caracteriza por la rápida pérdida de hueso y encía alrededor de los dientes en un breve espacio de tiempo. Provoca una inflamación muy marcada, gran dolorimiento en la boca y en ocasiones fiebre. Todo esto aparece sin existir una excesiva acumulación de placa ni cálculo alrededor de los dientes. En estos casos la predisposición genética es un factor a tener muy en cuenta.
¿Qué síntomas y señales de alerta podemos notar?

En ocasiones la enfermedad periodontal puede progresar sin ningún síntoma ni dolor. Durante una revisión dental regular, el dentista busca señales que hagan sospechar que la encía tiene problemas, por lo que se puede llevar a cabo un diagnostico precoz de las enfermedades de las encías aun no teniendo molestias. Por tanto, nada mejor que un reconocimiento exhaustivo por un periodoncista para detectar pequeñas alteraciones que ponen de manifiesto que la encía está enferma, tales como:

  • Encías enrojecidas e inflamadas.
  • Sangrado espontaneo, al cepillarse o pasarse el hilo dental.
  • Encías blandas que se separan de los dientes.
  • Dientes flojos o separados.
  • Mal aliento continuo.
  • Aumento de la sensibilidad dentaria, sobre todo al frío.
  • En los últimos años parece que los dientes se separan unos de otros y la encía se retrae, apareciendo dientes alargados.
  • Si lleva dentaduras, estas no ajustan como al principio porque no encajan bien al moverse los dientes.
  • Presencia de pus entre la encía y el diente, abscesos y flemones.
¿Qué debo hacer si sospecho que mis encías están enfermas?

Debe consultar a un odontólogo especializado en el cuidado de las encías o periodoncista. Sólo un profesional cualificado será capaz de diagnosticar las enfermedades periodontales en sus fases más tempranas, momento en el que el tratamiento resulta más sencillo, eficaz y económico.

El periodoncista valorará clínicamente si existe periodontitis o gingivitis, aconsejándote sobre el tratamiento más adecuado. La pérdida de tus dientes como consecuencia de la enfermedad periodontal es evitable: tú y él periodoncista debéis trabajar en conjunto para restablecer la salud de tu boca.

¿Qué relación tienen la enfermedad periodontal con mi estado de salud?

Si la persona goza de buena salud, la enfermedad periodontal no tiene por qué afectar a su estado general, limitándose a una infección localizada exclusivamente en la boca.

En muchos casos pueden afectar negativamente en pacientes que padecen enfermedades sistémicas crónicas como diabetes, enfermedades cardiacas, circulatorias, etc.

En la actualidad se ha demostrado una clara asociación entre periodontitis y un mayor riesgo a sufrir un infarto de miocardio.
De la misma forma, existe una relación vinculante entre la diabetes y la enfermedad periodontal: la enfermedad periodontal descompensa el nivel de glucemia en las personas que padecen diabetes y, a su vez, la hiperguclemia dificulta el control de la enfermedad periodontal.

¿La enfermedad periodontal tiene cura?

El objetivo del tratamiento periodontal se basa en controlar la infección que produce la enfermedad. Una vez controlada la infección, el proceso destructivo de los tejidos de soporte, en la mayoría de los casos, se detiene consiguiendo conservar los dientes.

El diagnóstico y tratamiento precoz son de vital importancia, ya que dependiendo de la cantidad de hueso de soporte perdido, la estabilidad de los dientes tendrá un mejor o peor pronóstico.

Dependiendo de las características del patrón de pérdida ósea, y una vez controlada la infección, existen técnicas de tratamiento dirigidas a la regeneración de los tejidos periodontales perdidos.

¿En qué se basa el tratamiento de la enfermedad periodontal?

El objetivo del tratamiento es eliminar la infección que produce la enfermedad. Una vez controlada la infección, el proceso destructivo del hueso se detiene y de este modo se pueden conservar los dientes y los tejidos periodontales sanos.

Dependiendo de la cantidad de hueso de soporte perdido, los dientes una vez tratados tendrán mejor o peor pronóstico desde un punto de vista funcional. Por este motivo es muy importante el tratamiento precoz de las enfermedades periodontales.

En algunas ocasiones, disponemos de técnicas de tratamiento encaminadas no solo al control de la infección, sino también a la regeneración de los tejidos periodontales destruidos o la sustitución de dientes no mantenibles por medio de implantes dentales.

¿Qué es la cirugía estética periodontal?

La cirugía estética periodontal comprende diversos procedimientos quirúrgicos que ayudan a mantener la armonía de la sonrisa, permitiendo mejorar la estética gingival. Entre ellos destaca:

  • Técnicas de alargamiento dental estético.
  • Corrección de la sonrisa gingival.
  • Alineación de márgenes gingivales.
  • Técnicas de cirugía mucogingival para cubrimiento radicular y/o aumento de reborde alveolar.
Tengo mal aliento ¿puede ser de la boca?

A pesar de la creencia generalizada que el estómago es el principal causante de la halitosis o mal aliento, el 90 por ciento de los casos tienen su origen en la boca, pudiendo estar asociada a enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis.

¿Qué es el mantenimiento periodontal?

Una vez concluida la primera etapa del tratamiento periodontal y cuando el especialista determina que la enfermedad está controlada, es necesario establecer un régimen de visitas periódicas. El mantenimiento constituye una etapa fundamental del tratamiento periodontal y la única manera de conseguir el control de la enfermedad periodontal a largo plazo, ya que ésta puede volver a aparecer.

En cada visita de mantenimiento, el periodoncista llevará a cabo una serie de actuaciones protocolizadas: verificación de la situación clínica de cada diente, valoración de la higiene bucodental y eliminación del cálculo que se haya vuelto a formar, niveles de sangrado gingival etc. El intervalo de visitas será establecido por el periodoncista, en base a las necesidades individuales de cada paciente, pero suele oscilar entre 3 y 6 meses.

Evite confundir el mantenimiento periodontal con una simple limpieza bucal, ya que se trata de una acción médica individualizada según la situación de sus encías en cada momento concreto. Un mantenimiento periodontal es mucho más que una mera limpieza.

Qué puedo hacer si he perdido mis dientes como consecuencia de la enfermedad periodontal?

Si tu enfermedad se diagnosticó de forma tardía o no ha podido ser controlada adecuadamente, es posible que algunos dientes o todos no hayan podido salvarse y sea necesaria su extracción.

En este caso, es conveniente reponer los dientes perdidos. La mejor manera es mediante la colocación de implantes dentales. La decisión sobre el tipo de tratamiento que más le conviene debe tomarla un especialista y le bebe hacer participe en las diferentes opciones que tiene de disfrutar nuevamente de una boca sana y bonita. Por ello, le recomendamos que se informe bien antes de decidir.

Sea cual sea la opción de tratamiento, es importante que la enfermedad periodontal esté totalmente controlada, de esta forma tus implantes estarán en un entorno bucal saludable y esto permitirá que te duren muchos años.

Nuestros horarios

Mañanas: 9:30 - 13:30
Tardes: 16:00 - 20:30
Sábados: Cerrado

Pídenos cita

Envíenos el formulario con la fecha aproximada y el tratamiento en el que está interesado y nos pondremos en contacto con usted para concretar día y hora disponibles. Muchas gracias por confiar en Clínica Ferrer.

Dónde estamos